Propuesta de Izquierda Unida de revitalización del Real Aserrío de Valsaín

En nuestro decálogo de Medidas Prioritarias y Urgentes, el punto número 6 habla de un plan general para el Aserradero de Valsaín coordinado entre administraciones públicas.

A lo largo de esta legislatura, nuestro concejal José Luis Duque, defendió un ambicioso plan para convertir el Real Aserrío de Valsaín en un eje fundamental generador de empleo, no sólo en el municipio, sino en la provincia.

 

 

En los últimos tiempos, los vecinos y vecinas de La Granja, Valsaín y La Pradera asistimos impotentes al languidecimiento del Aserradero de Valsaín. Tras el incendio que sufrió, años después la administración central invirtió una cantidad económica para dotarlo de maquinaria de última tecnología; sin embargo, no se continuó con la inversión para crear un proyecto dinamizador y con futuro, sino que se apostó por su adjudicación a empresas de capital privado, alguna tras varios intentos, que resultaron un fracaso. A finales del año 2017, Unidos Podemos preguntó en el Congreso por el estado del Aserradero y la posibilidad de realizar un plan de viabilidad económica para el mismo. En la propuesta de los Presupuestos Generales del Estado del 2018, la cantidad destinada a este centro era de 0 euros.

Se ha dado a conocer que se ha abierto el periodo de licitación del Aserradero por un valor inicial de 20.000€, para un periodo base de seis años prorrogables. Haciendo un poco de historia: el Real Aserrío se construyó en 1884 y estuvo dedicado al aprovechamiento y transformación de la madera del pinar de Valsaín. En 2005 sufrió un incendio y su restauración y sustitución de maquinaria se elevó a los 3 millones de euros. Volvió a abrir sus puertas en 2010, pero lo cerraron por “falta de rentabilidad”, reubicando a los 15 trabajadores. Tras dos intentos fallidos, en 2015 se adjudicó a una UTE que al poco tiempo se dio en suspensión de pagos, e incluso dejó de pagar a los trabajadores.

Por estos antecedentes cercanos, entendemos que es un nuevo error, pudiendo tropezar tres veces en la misma piedra si vuelve a fracasar esta nueva adjudicación que ha salido a concurso, que por unas u otras razones fracasa y que convendría analizarlas, por cierto, volviendo al punto de partida. Recordamos la propuesta de nuestro programa electoral en las últimas elecciones municipales. “Tenemos los ciudadanos la obligación de recuperar la fábrica de maderas con dos primeras funciones, una cultural y otra industrial. Es el lugar ideal para la construcción de un Museo de la Madera, con todo lo que esto generaría de sinergias económicas y sociales, cursos de grado de Formación Profesional y cuantas actividades culturales genere esta institución que puede ser una Fundación a la manera de la Fundación Centro Nacional del Vidrio. Sobre la función industrial es clara, la materia prima –la madera de los pinares de Valsaín— puede jugar un papel fundamental en la dinámica económica de La Pradera y Valsaín si se consigue la elaboración de la madera en la localidad por parte de los talleres existentes y otros que se creen. La fábrica como tal tiene que abrirse.”

Es algo que continuamos defendiendo día a día, como lo defendimos en nuestros programas municipales para anteriores legislaturas. Seguimos creyendo que la mejor manera para hacer viable el Real Aserrío es que la administración general del estado se haga cargo del mismo, realizando un plan de viabilidad y puesta en funcionamiento con la consiguiente inversión económica. Consideramos fundamental una nueva función del aserrío que cumpla varios objetivos dentro del tejido social, no sólo del municipio, sino de la comarca y la provincia.

En Izquierda Unida San Ildefonso planteamos que este plan se debe cumplir en torno a cinco puntos:

  1. Centro de Formación. Programa educativo
  2. Centro de Exposiciones. Programa Cultural
  3. Centro de Proceso Productivo de la Madera. Conservación. Biomasa. Plan de viabilidad y desarrollo. Fomento de actividad en polígono de Buenos Aires
  4. Resultados socioeconómicos de la actividad en el Aserradero. Creación de empleo de Asentamiento de población. Sinergias económicas
  5. Declaración de Bien de Interés Cultural del complejo del Real Aserrío de Valsaín

1. Centro de Formación

Qué mejor manera de ser consecuentes con nuestra propuesta electoral, que proponer el Aserrío como centro de formación de nuestros jóvenes. Para ello es necesario implicar a las administraciones públicas, para que optimicen los recursos. Debemos estudiar los ciclos de la madera en el Aserrío, en cualquiera de las fórmulas que la técnica pedagógica y educativa nos permita. Creemos conveniente que ese Centro de formación esté equipado con un departamento de investigación o de asesoramiento a las iniciativas madereras existentes y a las que puedan crear los alumnos y alumnas formados en el Centro, tanto para distintas técnicas del proceso productivo, como en asesoramiento empresarial y legislativo. Además, creemos conveniente realizar un convenio con el CENEAM, cuyas instalaciones pueden servir de apoyo estructural y aportar las dotaciones mínimas para comenzar su funcionamiento: Biblioteca especializada y servicio de documentación, centro informático/telemático de intercambio de información, etc. Las prácticas serían en el propio aserradero.

IMG_20190514_141245

2. Centro de Exposiciones

Crear un Museo de la Madera en torno a la Máquina de Vapor como pieza clave de una época, si bien, en ningún caso, como lo único. Creemos necesario un discurso expositivo centrado en el ciclo de la madera y el aprovechamiento humano. Sus gentes, sus trabajadores/as, los gabarreros, la evolución del tratamiento y aprovechamiento de la madera, las herramientas, la vida en torno al pinar, etc. Qué mejor que identificar el Museo en ese entorno a lo largo de la historia, pues no comienza con la construcción del Aserrío, sino mucho antes, como es sabido gracias a las referencias históricas que aún perduran, pues del pinar de Valsaín se extrajo madera para la construcción del Monasterio de El Escorial o para la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Este discurso museográfico no puede tener mejor emplazamiento que en el Real Aserrío de Valsaín.

IMG_20190514_141251

3. Centro de Proceso productivo de la madera

El motor del proceso no puede ser otro que el proveedor natural de la materia prima. La madera, las cortas y la labor medioambiental se deben traducir en una actividad conservacionista y sostenible de los Montes de Valsaín, que generan muchos productos y subproductos derivados de esta actividad, que debe continuar. Actividad que dividimos en tres bloques:

  • El pinar de Valsaín cuenta con una de las ordenaciones de montes más antiguas de España, lo que ha permitido tradicionalmente la conservación del mismo mediante un aprovechamiento de la madera ordenado con la realización cortas, claras y clareos.
  • Estas actividades generan una materia prima que actualmente es gestionada por la empresa que realiza las labores de corta, enviando la madera para su transformación a aserraderos y fábricas de biomasa situadas fuera de nuestra localidad.
  • Los restos vegetales procedentes de las cortas y los productos no maderables derivados de claras y clareos, pueden ser también aprovechados para la generación de leñas y biomasa, ya que hoy en día la tecnología y la investigación permiten diversificar otros productos derivados de la madera.

Por todo ello, es necesario pensar en un ambicioso plan que permita transformar nuestra materia prima dentro de nuestro municipio, no sólo con la puesta en marcha del aserradero de Valsaín, sino impulsando también con ello las actividades relacionas en el polígono de Buenos Aires, apoyando a las empresas locales implicadas en el ciclo de la madera y fomentando la creación de nuevas empresas del sector forestal y la transformación de la madera en diversos productos, contando en todos los casos con estudios y premisas técnicas necesarias para su desarrollo y viabilidad.

IMG_20190514_141536

4. Resultados socioeconómicos de la actividad en el Aserradero

Creemos que, de llevarse a cabo este planteamiento, varios serían los beneficios para la zona:

  • Creación de Empleo de Calidad. Nos gustaría que el empleo que se crease fuese de calidad para profesionales de la enseñanza, personal del Centro educativo y del Centro de Exposiciones, trabajadores/as en las distintas actividades dentro del proceso productivo, etc.
  • Asentamiento de la población. Teniendo en cuenta que San Ildefonso, al igual que toda la provincia, sigue perdiendo población (en la actualidad hay algo más de 5.200 habitantes, cuando hace unos años superábamos los 5.700), la creación de empleo en el Aserradero de Valsaín y el fomento del mismo en el polígono de Buenos Aires ayudaría a paliar la despoblación que sufre la comarca, la provincia y la región.
  • Sinergias económicas en el entorno social. Tenemos muy en cuenta, y hay que valorar, que todas estas personas que citamos anteriormente (alumnado, profesorado, investigadores, personal del centro, etc.) enriquecen el entorno social e, indirectamente, pueden generarse varios empleos indirectos en las diversas actividades económicas: hostelería, comercios, industrias, etc., tanto en San Ildefonso como en el entorno y en la zona de influencia socioeconómica.
  • Medio ambiente. El hecho de que la madera se transforme a pie de monte supone una disminución del transporte de mercancías y por tanto de la emisión de CO2 a la atmosfera, lo que revierte en una mejora de la calidad del aire de la que nos beneficiaremos todos. Además, se debería aprovechar la cercanía del producto para alimentar calderas de biomasa para fomentar su uso y favorecer la instalación de este tipo de calderas en el municipio y así reducir el uso de combustibles fósiles.

 

5. Declaración de Bien de Interés Cultural

Creemos que sigue siendo necesaria la declaración de Bien de Interés Cultural del complejo del Real Aserrío de Valsaín (incluido el depósito de agua anexo que abastecía a la Máquina de Vapor), por múltiples razones: el complejo data del año 1884, tiene un gran arraigo popular y es símbolo de identidad de los vecinos, que no entienden que languidezca sin un futuro claro, además de su posible deterioro. Además, la declaración de BIC supondría un reconocimiento, acceso a ayudas públicas (1’5% cultural) que permitiría obras de mejoras y acondicionamiento.

montes-de-valsain_59695

CONCLUSIONES

Todos/as los/as ciudadanos/as del municipio debemos ser conscientes de preservar nuestras señas de identidad culturales, dentro de un paradisiaco y privilegiado entorno. Nuestros antepasados lograron conservar estas señas a lo largo de los avatares de la historia y hoy debemos trabajar para dejarlas en las mejores condiciones posibles. Más riqueza cultural y biológica, mejores condiciones socioeconómicas, vivir en ambientes más saludables, con acceso a los mejores servicios públicos que debe demandar una comunidad: educativos, sanitarios, comunicativos, servicios sociales, etc.

Es imprescindible que la sociedad de La Granja, Valsaín y La Pradera haga suya estas demandas, para hacer más fuerza e ir todos/as a una en la consecución de este plan. No nos cabe duda de esta unidad y trabajaremos para que sea una realidad este proyecto. Algo por lo que lucharemos en la próxima legislatura si nos dais vuestra confianza.

IMG_20190514_141544

Anuncios

Un comentario en “Propuesta de Izquierda Unida de revitalización del Real Aserrío de Valsaín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s